Saltar al contenido

THE HORIZONS: Entre la individualidad y la autodeterminación con “The Fortune Teller”

THE HORIZONS

Con riffs de guitarra que capturan la atención y letras que resuenan con el público, The Horizons han construido una base de seguidores leales. Su música, inspirada en las vivencias de crecer en una ciudad junto al mar, refleja una autenticidad que resuena en el alma de sus oyentes. La banda promete llevar su sonido distintivo a cada rincón del país, compartiendo su visión con una audiencia más amplia.

“The Fortune Teller”, el primer sencillo de su próximo álbum, es una muestra de su talento y dedicación. Esta canción es una oda a la individualidad y un rechazo a aquellos que pretenden predecir nuestro destino. Con un riff de guitarra potente y una ejecución vocal épica, The Horizons nos invitan a cuestionar a los “adivinos” modernos y a abrazar nuestro propio camino. La pista es un testimonio de su habilidad para crear melodías que no solo se quedan en la mente sino que también desafían nuestras percepciones.

Esta enérgica canción de hard rock, con el toque oscuro del grunge y la sobriedad del rock alternativo, no es solo un hito para la banda, sino también un presagio de lo que está por venir. Con este sencillo, The Horizons se establecen como una fuerza a tener en cuenta en la escena musical, prometiendo un futuro lleno de riffs inolvidables y letras que capturan la esencia de una generación ¡No te la pierdas!

SIGUE A THE HORIZONS EN SUS REDES SOCIALES

COMPARTIR

DESCUBRE LO MEJOR DEL ROCK

CON NUESTRA PLAYLIST
UNDERGROUND ROARS

¿ERES ARTISTA?

CONTENIDO RELACIONADO

ANALOG DOG: Explorando la vulnerabilidad con “here i lay in bed”

DEADWELL / “Humans Rise” (NUEVA CANCIÓN)

MAGGIE RIES: Una bofetada al concepto comercial de la belleza con “Pretty”

GRAPHOTYPE / “Stab Me Like You Do” (NUEVA CANCIÓN)

MÁS ROCK

SO-CALLED / “Shipwrecked” (NUEVA CANCIÓN)

ELENA MATEI: Una narrativa auditiva y visual del amor con “Fate”

INDIANA PICKLE FARM / “Eighteen” (NUEVA CANCIÓN)

ANALOG DOG: Explorando la vulnerabilidad con “here i lay in bed”